¡Hola! Me llamo Santiago Mora, como habrás adivinado después de ver el título de la página, vivo en Tenerife; y soy desarrollador web full stack y autor de este sitio web.

Mantengo la página libre de anuncios, y tampoco intento segmentar tu visita o recabar tus datos personales. Visita mi blog si quieres saber más al respecto.

Un servidor en su única buena foto, cortesía de Damato

Contenidos


  1. Sobre mi carrera
  2. Contacto
  3. Sobre mi blog
  4. Sobre mi vida personal
  5. Sobre este sitio

Sobre mi carrera

Soy Técnico superior de redes, pero me especialicé en la programación web como full-stack. Tengo varios años de experiencia desarrollando aplicaciones web para Dogtrack, donde aprendí bastante HTML5+CSS3, Javascript, PHP, Composer, Git, Nginx, Apache, Node.js; y otras tecnologías del mercado. Últimamente trasteo con Laravel y WordPress.

En el enorme y cambiante mundo del desarrollo web, soy un aprendiz de todo, maestro de nada. Lo único que me abruma son todas las cosas que no se. Puedes ver algunos de mis trabajos a continuación.

Sitios web

Contacto

Si quieres ponerte en contacto conmigo o solicitar mi curriculum, pincha en el botón .


Sobre mi blog y mis ideas

Publiqué este sitio como tarjeta de visita para los empleadores. De hecho, las secciones anteriores sirven a ese propósito, pero me dí cuenta del potencial que supone tener un blog para exponer lo que pienso sobre el mundo digital y así transmitir y razonar mis ideas aburridas. He aquí un breve resumen de lo que te vas a encontrar en mis artículos:

¿Qué hago aquí?
  • Criticar mucho a Facebook, Google, el marketing online,… y hasta a ti.
  • Cuestionar hechos y costumbres consolidados sobre Internet y la sociedad que está creando.
  • Reivindicar el software libre.
  • Hacer gala de mucha ignorancia.
¿Qué no hago aquí?
  • Citar a Steve Jobs.
  • Dar un punto de vista objetivo.
  • Hablar de mindfullness.
  • Ganar dinero.

Internet se ha establecido como un elemento más de la vida y su máximo potencial está aún por revelar, pero no vamos en la dirección adecuada. Poco a poco, la inercia impulsada por la ‘revolución’ de la red de redes se va menguando a un simple aunque colosal directorio de historias, stickers, memes, información sesgada o manipulada, contenido irrelevante o discutible, etc. Como dirían en inglés: a huge amount of bullshit.

Esto desvía la atención de los verdaderos problemas y pone en duda a Internet como fuente de intercambio de información veraz y confiable. No preocupa, sin embargo, a las grandes compañías tecnológicas porque les provee del nicho publicitario adecuado para ingresar millones aprovechando el actual vacío legal que existe en las operaciones económicas de la red.

En ese sentido, llevan una ventaja gigante a los gobiernos e instituciones, pues a pesar de que las actividades económicas en línea se han extendido a todos los marcos de la vida digital y normalizado en la cultura general, estas autoridades: o no orientan sus políticas en ese sentido o se encuentran en enormes dificultades para aplicar soluciones fiscales de ámbito regional en un mercado internacional.

En consecuencia, estamos ante una jungla digital donde la única máxima es el mercado. No pretendo evitar que haya espacios para el negocio en Internet, pues criticar la migración de la actividad económica a Internet sería negar la realidad y omitir sus ventajas evidentes; pero es algo nuevo, desregulado, y aún hay que trabajar mucho para proteger los derechos más básicos.

No creo que los creadores de Internet tuvieran en mente implementar una herramienta para el marketing descontrolado o el espionaje masivo de ciudadanos. La Red de redes se sustenta en estándares, protocoles y servicios abiertos, y en este blog los quiero defender en pos de una sociedad más democrática y libre.

Los datitos chorras que gustan de los programadores
  • SO: Windows 10
  • Browser: Firefox
  • Search engine: DuckDuckGo
  • IDE(s): PhpStorm y SublimeText
  • Preferred programming language: PHP

Si te agrada lo que lees te invito a pasarte por el blog, y si no te agrada pásate también y déjame algún insulto en los comentarios. Intento escribir con un estilo bromista y desenfadado, pero a pesar de la crítica aprecio las aportaciones constructivas a toda la sarta de tonterías que suelto por aquí.

Lectura adicional


Sobre mi vida personal

Me gusta programar, pero en el terreno lúdico me flipan los juegos de rol, los videojuegos (que no los eSports) y la cerveza artesanal.

Rechazo las redes sociales convencionales por lo que mi actividad en ellas es nula. No me quita el sueño, pues considero negativa su influencia, soy firme detractor de su modelo de negocio; y prefiero «compartir» por los medios que yo elija y que respeten mi privacidad.

Soy escéptico por naturaleza, me cuestiono prácticamente todo y a veces soy demasiado honesto para lo que me conviene. Soy lo que tú llamarías un hater de manual, pero si fuera de otra manera estaría siendo deshonesto contigo y conmigo mismo.

Si has llegado hasta aquí abajo eres un poco rarito o rarita. La gente normal de hoy en día apenas lee más de lo que cabe en un tweet antes de pasar a otra cosa, y tú has leído hasta aquí abajo para saber más de mí. En fin, satisfaré tu curiosidad con datos personales irrelevantes: Soy zurdo, tengo dos perras: Molly y Coco; y me siento ridículo posando para las fotos.


Sobre este sitio

Este sitio web ha sido implementado utilizando WordPress.org con un tema personalizado diseñado por mí mismo. Mis sinceros agradecimientos a toda la comunidad que mantiene vivo el proyecto.